Dra. Fresia Grimberg Latino

Gerente clinico clunica DentalCity

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

¿Cómo debo cuidar los dientes de mi niño pequeño?

Publicado por en en Uncategorized
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 518
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

Cito el siguiente artículo:

 "

¿Cómo debo cuidar los dientes de mi niño pequeño?

Transmitiéndole buenos hábitos de higiene bucal, que es una de las lecciones de salud más importantes que puede enseñarle. Esto significa ayudarlo a cepillarse por lo menos dos veces al día, mostrarle la forma adecuada de utilizar el hilo dental, evitar el consumo de alimentos entre comidas y llevarlo al odontólogo periódicamente.

 

La mayoría de los odontólogos recomiendan que los niños comiencen a visitar el consultorio dental a los dos años. Esto ofrece la oportunidad de controlar el crecimiento y el desarrollo dental del niño, y le brindará a usted la oportunidad de aprender sobre el desarrollo de los dientes, sobre la necesidad de utilizar fluoruro, sobre cómo ayudar a su hijo a mantener una correcta higiene bucal, cómo resolver los hábitos bucales de su hijo (como el uso de un chupete), aspectos sobre la dieta y la nutrición, y cómo prevenir las lesiones bucales.

Siempre comente que la visita al odontólogo es una experiencia positiva. Explique a su hijo que esto ayuda a mantener una buena salud bucal. Ya que se fomentará una actitud positiva, que aumentará las posibilidades de que su hijo vaya al odontólogo periódicamente durante toda la vida.

¿Qué debo hacer cuando los dientes de mi hijo comienzan a erupcionar?
Los dientes comienzan a erupcionar alrededor de los seis meses de edad y continúan haciéndolo hasta aproximadamente los tres años. Esto provoca molestias en las encías de muchos niños, y tiende a ponerles irritables. La molestia puede disminuirse si les frotamos las encías con el dedo, con una cucharita fría o un mordedor que haya sido enfriado. Existen también geles y productos analgésicos que pueden ser utilizados en los momentos de mayor dolor. Consulte al dentista o al pediatra acerca de estos productos. Si su hijo tiene fiebre durante la dentición, lo mejor es acudir al médico para descartar la posibilidad de otro tipo de trastorno.

¿Cuál es la forma correcta de cepillar los dientes de mi hijo?
Se aconseja la supervisión del cepillado de su hijo hasta los seis años, siguiendo las siguientes instrucciones:

  • Utilice una pequeña cantidad de crema dental (del tamaño de un guisante) con bajo nivel de flúor. Verifique que sus hijos no se traguen la crema dental.
  • Utilice un cepillo dental con filamentos suaves, cepillando primero las superficies interiores de todos los dientes, donde se acumula más placa. Coloque los filamentos inclinados hacia la encía y cepille suavemente desde la encía hacia el diente.
  • Repita la operación en las superficies exteriores de los dientes.
  • Coloque el cepillo de modo que los filamentos estén sobre la superficie de masticación de los dientes. Cepille suavemente hacia delante y hacia atrás.

¿Es el hábito de succión del dedo un problema? ¿Cómo puede tratarse?
El reflejo de succión es normal y saludable en los bebés, pero el hábito de chuparse el dedo no. Si este continúa después de los cuatro años, puede provocar problemas con el crecimiento de la boca y la mandíbula, así como con la posición de los dientes. La succión habitual del dedo hace que los dientes anteriores se dirijan hacia afuera ocasionando una mordida abierta. Lo cual puede ocasionar problemas en la edad adulta, tales como desgaste prematuro de los dientes, mayor cantidad de caries y molestia al morder.

El mejor modo de resolver el hábito de succión de dedo es a través del refuerzo positivo, sin utilizar palabras ni conductas negativas. Su hijo sólo está haciendo lo que le parece natural. Elógielo cuando no lo haga. Intente corregir la ansiedad que da origen a dicho hábito. El dentista o el pediatra también pueden recetar algún producto de sabor amargo para recubrir el dedo y evitar la succión o bien algún aparato que le recuerde que no debe succionarlo.

Si el problema persiste, el odontólogo le ayudará a resolverlo

 

signature
Profesor:
Dr. Ignacio Corral Pazos de Provens
Doctor en medicina y cirugía . Especialista en
Estomatología. Master en Periodoncia e
Implantología por la UCM

"

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Miércoles, 20 Septiembre 2017
Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses